Lo más importante es disfrutar la vida mientras podamos, porque andamos por ahí una sola vez y cuando se acabó, se acabó. W.A.

viernes, 16 de enero de 2009

Antes de dormir.



-Imaginemos. Cierra los ojos.
-Ya.
-Ahora busca una luna grandota, muy brillante.
-Listo Tía.
-Bien. Ahora te toca imaginar una escalera que llegue hasta la Luna.
-Mmm.
-¿Quieres hacerlo? Podríamos subir a dar un paseo.
-Tía, no se puede ir a la Luna. En la Luna NO HAY OXÍGENO.
-Ash, ya está pues. Cierra los ojos y duérmete.
-En serio Tía, en la Luna no se puede respirar.
-¬¬!






De la misma sobrina que me dijo que los cacahuates venían de dos en dos porque son para compartir.

6 comentarios:

El Anónimo dijo...

¡RAYOS!

Tenía una sonrisota y al leer las letras chiquitas, el corazón se retorció.

Que chulada de sobrina tienes.

*Caleidoscópica dijo...

sí, de acuerdo. es un par de cachetes hermosos!!!


pero le faltó: tía, de cuál fumaste?

jajajajaja

:p

Oso dijo...

Esperemos que esa visión de los cacahuetes no desaparezca con lo años y que algún día pueda soñar con subir a la luna a pasear. Yo mismamente estuve anoche...

Besos.

MM1 dijo...

jajajaja owned by sobrina
jejeje

saludos

Vero Landher dijo...

jajaja Benditos niños!

Son geniales los 'inches chiquitos no?

[ s t у l o G Я А Р Н О ! ] dijo...

Tu sobrina es una divaaa.
=D

En verdad que sí.