Lo más importante es disfrutar la vida mientras podamos, porque andamos por ahí una sola vez y cuando se acabó, se acabó. W.A.

sábado, 9 de enero de 2010

Dos para el 2012*








Linger sonaba desde el iTunes y sorpresivamente Melinda recordó a Savage Garden, Alanis Morissette, Cindy Crawford, Naomi Campbell... Las Polly Pockets (cuando eran verdaderamente minis), que ese día había contestado un cuestionario en Facebook donde pudo acertar a la mayoría de las consolas de videojuegos -mismas que hoy su sobrino de 11 años tal vez usaría para alcanzar los libros que están en lo alto del armario-; fue consciente de haber pasado dos décadas en siglos diferentes, tan diferentes que hoy querer escuchar BSB con una chica de 18 es como querer explicar qué se siente usar Mac.

Así que después de incesante lluvia de recuerdos noventeros que entretiene mi cabeza para soportar el chipi-chipi nacional, mencionaré algunas cosas que hoy me sorprenden:

-Mi hermano mayor es 10 años más grande que yo y si platicaramos, seguro tendríamos charlas extensísimas de las cosas de antes, el primer estereo Sony que le regalaron con reproductor de CD, cuando jugábamos Nintendo y pasábamos tardes pegando la pistola naranja al televisor cuando la mayoría de los patos se escapaban.

-Fue año nuevo y la incógnita de cómo llamar a la primer década del siglo surgió ante un comentador de deportes en TV, cuando mencionaba a los '10 mejores deportistas de los... de la primer década de este siglo'.

-La foto de mi primo Arielito con un Walkman rojo en su cintura... más grande y grueso que dos iPODs de 80gb juntos.

-A los 14 yo iba a fiestas en la terraza de Billy, comíamos Sabritas y tomábamos Sprite y Manzanita. Hace tres semanas vi a una niña de esa edad en mini falda y maquillada (seguro ya toma lo que yo inicié mucho más tarde).

-Cuando me compraban un CD nuevo (original), la primera vez que lo sacaba de la cajita tenía que hacerlo con mucho cuidado... no se fuese a quebrar. Ahorita en iTunes cada canción cuesta $12.00 y no he visto una caja de CD en mis manos (nuevo) en mucho tiempo.

-Comer un algodón de azúcar era malo porque el azúcar del que estaban hecho tenía cucarachas (ups, eso es personal ¡Pero fue en los 90s!). Saliendo de la iglesia, a mis sobrinos le compraron uno a cada quien sin poner pretextos.

-Los Roller Derby eran la onda para patinar y las agujetas estaban padrísimas. Antenoche vi una "patineta" que sólo tiene dos ruedas y está como unida a la mitad de la tabla.

-Jugar: ¿Vino Vecino?, escondidillas, cebollitas y ese tipo de cosas para pasar la tarde, era como todo niño debía vivir. Mi sobrinita de casi 6 tiene una mascota en Pet Society (yo también, pero luego explico mi teoría).

-Tener un par de Converse era básico. Hoy también.

Linger seguirá sonando en el iTunes de Melinda y se lamentará por no poder ir al concierto que este año ofrecerán los irlandeses, seguirá preguntándose ¿Por qué diablos se agachaba para ver lo que había en el cielo mientras jugaba Playstation? y yo seré feliz diciéndole al Huguis que sueñe con arrugas, porque hemos vivido en dos siglos diferentes y somos más viejos que una chica de 25 en los 80s.



*no se me ocurrió otro titulo

5 comentarios:

Aki dijo...

querida fa:

que gusto leerte
tu blog se ve lindisimo con este cambio.

feliz año

besos

* R e N a * dijo...

wooow amé tu post y es que es la vdd, a mí me gustaban más los 90s, creo que fue la última década de lucidez en nuestra historia...
los niños de ahora son muy diferentes, muy liberales y pierden mucho la inocencia desde muy peques...
y es vdd eso de no saber cómo llamarle a la década que pasó :S los 2000's? los :S 00's....no sé :'(

la MaLquEridA dijo...

¿Sabes que cuando mis hijos eran pequeñitos jugábamos mucho a las cebollitas?, era muy divertido.

Y de todo loq ue hablas le tocó muy de cerca a mi hija, es más bien de su época, bellos recuerdos.

¿Te gustan los Cranberries?, igual a mi pero no tanto como a mi hija.

Ha sido muy grato platicar contigo, de verdad.

Nos seguimos leyendo, cuídate.

Por cierto, el blog se ve más fresco.

SNoOpY SaPy dijo...

Joder...

Yo pienso ir a ver a los Cram en febrero, pero ahora que lo veo desde tu punto de vista...

Sería como inevitablemente aceptar publicamente entrar a ese club de "Jovenes Ancianos" al que pertenecemos jo jo jo...

Mis bandas favoritas ya sacaron discos recopilatorios de éxitos y hace poco encontré el viejo WalkMan que compré a mis 8 años con 200 pesos jejeje... Pero que más da.

No somos ni generación X ni @, entonces... qué somos?

FRESKO dijo...

yo tambien he vivido en dos siglos diferentes, pero no entendi lo de ¨ser mas viejo que una chava de 25 en los 8´s¨.

recuerdo que por ley el chicle eran los ¨motitas¨, y los caramelos de onda eran las ¨canelitas¨, recuerdo que alguna vez las barritas marinela costaron 20 centavos, y tener un walkman, te ponia por encima de la mayoria de la gente., aquellos viejos tiempos.